Las agendas no pasan de moda. A pesar de pertenecer al sector de la papelería, el cual ha decaído con la incidencia de las nuevas tecnologías, hay muchas personas que se organizan mejor sus tareas y sus horarios en papel. Y eso es algo que no va a cambiar.

Tanto si es con el material escolar, como si hablamos de material de oficina, la agenda sigue siendo una herramienta imprescindible para organizarnos en el día a día. Gracias a ello, podrás llevar una correcta planificación, tanto a nivel laboral como académico, anotando rápidamente los quehaceres y el tiempo estipulado para la entrega de cada tarea, trabajo o proyecto.

De eso somos muy conscientes en Manufacturas JBA, puesto que colaboramos en la creación de este tipo de producto. Pro ejemplo, diseñamos tapas de encuadernación, fabricadas en plástico ecofriendly. De la misma manera, contamos con diferentes productos que te pueden ser muy útiles, dentro de nuestra gama de fundas para el sector editorial. Entre otros productos sobresalen nuestros marcapáginas para agendas, ¡consúltanos!

En este artículo, os queremos hablar sobre los diferentes tipos de agendas que podemos encontrar en el mercado, dependiendo de sus usos, tipos de encuadernados y demás aspectos. Así, seguro que encentras la agenda que mejor se adapte a ti.

Tipos de Agenda por Calendario

En primer lugar, vamos a ver la tipología de las agendas, según el calendario que se establezca en la misma, lo cual dependerá de si se usa para un año natural o el año académico.

Agenda Escolar

La agenda escolar comprende un calendario vinculado al año académico. Es decir, en nuestro país, la agenda comienza en septiembre. Debido a esta característica, es la que utilizan alumnos, desde infantil hasta bachillerato, en colegios e institutos, así como los profesores. De la misma manera, puede llegar a ser tremendamente útil para la organización de tareas y trabajos en el ámbito universitario. Como es lógico, en sus páginas se anotan no solo los días festivos, sino las vacaciones escolares.

Agenda Anual

En este caso, en una agenda anual se sigue un año natural. Comienza desde enero y termina en diciembre, marcando aquellos días festivos nacionales. De este modo, estamos ante una agenda indispensable en cualquier puesto de trabajo y, en especial, en trabajos de oficina. No en vano, el año natural es que utiliza cualquier trabajador para organizarse sus tareas y fechas de entrega de proyectos, como es lógico.

Tipo de Agenda por Vista

El tipo de necesidad que tenga cada usuario de la agenda puede marcar la diferencia también un tipo de agenda u otro, como veremos a continuación.

Agenda de Semana Vista

El calendario de este tipo de agendas se ve a semana completa y en dos hojas consecutivas. Depende de la agenda, puede estar una página marcando la semana y otra exclusivamente para anotaciones o listas. Es una agenda que viene genial para aquellos empleados que trabajan por proyectos grandes, en vez de pequeñas tareas que sean más concretas.

Agenda Diaria

Como su propio nombre indica, la agenda diaria tiene dividido cada día de la semana para poder realizar las pertinentes anotaciones en cada uno de ellos. Esta vista suele ser la habitual en agendas escolares, debido a que hay que anotar deberes o días de entrega de trabajos.

Tipo de Agenda por Características y Tamaños

Aquí, igualmente, depende de cada uno. Hay una gran variedad de agendas en el mercado con diferentes tamaños. Por ejemplo, hablando e agendas por tamaño, van a depender del tamaño dela hoja de la misma y van desde el clásico A4 – 21 X 29,7 cm, como el folio normal, a un A 5-14,8 X 21 cm- o un A6 -10,5 X 14,8 cm-.

Puede ser igualmente una agenda con espiral, Wire-O o encuadernada, con tapa dura o funda protectora. En definitiva, ¡agendas para todos los gustos!